La extraña y retorcida vida de «Frankenstein»

Traducción de Lee Mujeres de un texto escrito por Jill Lepore y publicado en The New Yorker.

Mary Wollstonecraft Godwin Shelley comenzó a escribir Frankenstein; o, el moderno Prometeo cuando tenía dieciocho años, dos años después de haberse quedado embarazada de su primer hijo, un bebé al que no puso nombre. «Amamanto al bebé, leo«, había escrito en su diario, día tras día, hasta el undécimo día: «Me desperté por la noche para darle de mamar, parecía estar durmiendo tan tranquilo que no quería despertarlo«, y luego, por la mañana, «Encontré a mi bebé muerto«.

Seguir leyendo «La extraña y retorcida vida de «Frankenstein»»