Reseñas

Saga Bridgerton IV: Seduciendo a Mr. Bridgerton (Ahora es personal)

Previamente en Bridgerton: Benedict Bridgerton, el hermano más tranquilo finalmente ha descubierto el amor en Sophie Beckett la hija oculta del Conde de Penwood a los ojos de la despiadada condesa Araminta, quien ha decidido marcharse de la ciudad. Con un nuevo hermano Bridgerton casado, la titánica tarea de Lady Violet se está terminando. 

Ahora estamos en 1824 y es momento de que conozcamos al esquivo Colin Bridgerton que ya sabe que su interminable rutina de viajes ha llegado a su fin. 

La rutina en Londres es bastante sencilla: Despertar, desayunar y ver lo que dice la columna de la misteriosa Lady Whistledown tiene para contar. En sus textos podemos enterarnos sobre quién se vistió mejor, quién bailó con quien, sus apuestas de los matrimonios de la temporada y sobre todo quién es la diamante y el soltero más codiciado de la ciudad. Y a sus 33 años, Colin Bridgerton es quien ostenta este trono y realmente… él siempre ha sido el preferido de la misteriosa dama de las columnas. Una virtud de la que no todos pueden disfrutar. Ya quisiera Penélope Featherington esa suerte…

Si han visto la serie —y desgraciadamente tenemos que volver a ella dado que Chris Van Dusen hizo otro desastre aquí. Gracias por nada—,  ya deben saber quién es esta mordaz dama que cuenta los secretos que algunos miembros de la sociedad desearían que no se supieran. El descubrimiento de su identidad aparece en la serie, pero es algo que no debería revelarse. Lo que me prueba de que en el libro, Seduciendo a Mr. Bridgerton, las cosas fueron hechas de mejor manera.

Así que no se preocupen, no seré yo quien les cuente la identidad de Lady Whistledown. Eso tendrán que descubrirlo ustedes y les aseguro que el payoff de esa escena no tiene precio. 

Por ahora, volvamos a la historia. Estamos en 1824 y la titánica cruzada de Lady Violet Brigderton de tener a sus hijos casados va a la mitad: hasta ahora se han casado Daphne, Anthony, Benedict y Francesca, quien recientemente enviudó, pero eso es materia de conversación para más adelante. Por lo tanto es el turno de Colin Bridgerton de buscar esposa, pero mientras eso sucede conocemos un poco más a Penélope Featherington.

Penélope es una joven que a estas alturas de su vida ya está acostumbrada a que la palabra “solterona” es algo que la acompañará por el resto de sus días. Desde los 17 años ha sido víctima del rechazo, no era la chica agraciada a quien siempre sacaban para bailar y su madre siempre la ha hecho vestir con los atuendos que no destacan por ser los más adecuados… sino todo lo contrario. Ver a sus hermanas casadas y saber que su hermana menor Felicity es el centro de miradas la aflige mucho y la hace sentir sola. Afortunadamente cuenta con la compañía de Eloise Bridgerton, con quien posee una de las amistades más enternecedoras y sinceras de la trama. Y es que además de que Eloise es una chismosa de primera o una seria candidata para ser de una central de inteligencia. Tanto Eloise como Penélope adoran leer y adoran poseer todo tipo de conocimiento, desde el más intelectual de los autores hasta el más sabroso de los chismes. O sea, son como una. 

Como dije, Penélope es alguien constantemente mirada en menos: su madre le asegura constantemente que dado que será una solterona tendrá que cuidarla en su vejez, la han tratado de insulsa e insustancial y para colmo es sumamente tímida. Pero como bien sabe Eloise, y la astuta Lady Danbury, hay mucho más en Penélope Featherington de lo que siquiera podemos imaginar. Penélope es una mujer de convicciones claras y que sabe hacerse oír y lo que es aún mejor: pese a todos los malos tratos que ha recibido sigue siendo una mujer sumamente empática y atenta a todo lo que pasa a su alrededor. 

En paralelo tenemos a Colin Bridgerton, un hombre encantador, pícaro y es fácil que los demás se sientan cómodos a su alrededor. Eso sí es un tragón de primera y es muy feliz comiendo. Sin embargo a diferencia de sus otros hermanos siente que él no tiene un legado, una forma de dejar huella en el mundo. No es un pintor consumado como Benedict, ni posee la personalidad intensa de Anthony. Visto así, no hay nada que lo ate realmente a Londres hasta que comienza a darse cuenta que Penélope está ahí o más bien: siempre ha estado ahí, entonces las cosas dan un giro inesperado y para las personas que esperaban que pase algo entre Penélope y Colin… pues van a quedar muy satisfechas. Como yo, por ejemplo. Ambos personajes crecen de una manera exponencial y orgánica que se agradece.

María with a Pearl Earring — Polin fic
Penélope y Colin en la adaptación de Bridgerton

Porque sí, Julia Quinn lo volvió a hacer, y de este libro lo disfruté hasta el final, porque, Penélope es mi personaje favorito de esta saga, junto con Sophie y Eloise. Y merece todo lo bueno en este mundo (a diferencia de la Daphne de la serie), porque la señorita Featherington es un personaje muy positivo: ha recibido mil críticas, ha sido tratada y mirada en menos y aún así no se queja. Ella trata de sacar lo positivo de las situaciones apoyada de cerca por la mordaz de Lady Danbury, quien aburrida de la sociedad londinense decide ofrecer una recompensa de mil libras por saber la identidad de Lady Whistledown.

Julia Quinn tiene ese tremendo amor y pasión por sus personajes a tal punto que llega a ser contagioso: quieres saber qué pasa con Penélope y Colin y te enganchas tanto de este mundo que ahora quieres saber qué pasará con Eloise (que es el siguiente libro de la saga). La pluma de Quinn logra mezclar el misterio junto con una hermosa y conmovedora historia de romance y para mí creo que es mi favorito hasta la fecha. Si les gustan las historias de amor con personajes que son seres de luz como Penélope y Colin, les aseguro que este les va a encantar. 

El cuarto tomo de la saga Bridgerton: Seduciendo a Mr. Bridgerton está en las mejores librerías del país cortesía de Editorial Urano Chile.

También puede gustarte...