Reseñas

Recetas cubanas para sanar un corazón roto de Laura Taylor Namey

Señora bonita y mi amigo amo de casa: Quiero hacer en esta ocasión algo especial porque tengo un problema de base con el libro «Recetas cubanas para sanar un corazón roto» de Laura Taylor Namey, aunque disfruté mucho leyendo.

Ustedes ya me conocen: me encantan las historias de amor y disfruto que sean sencillas. Se conocen, flechazo, de repente uno que otro malentendido y quedan juntos. Fin. 

Así que, primero vayamos a la historia y luego a lo otro. Les presento entonces a Lila Reyes, una chica cubana que vive en Miami. Y les cuento esto porque el libro constantemente me lo está repitiendo para que me quede bien claro.

Lila tiene todo claro con respecto a su futuro: mudarse con su mejor amiga después de graduarse, recibir el puesto de pastelera del negocio familiar de su abuela y  finalmente acompañada de su novio a quién ama. Todo sonaba perfecto, pero, pero, pero…

Ya saben. Las cosas a veces no salen bien. Su amiga decide cambiar sus planes sin mencionarle nada lo que provoca que se peleen. Y eso no es lo único. Su novio la corta de la nada. ¿La cereza del pastel? La tragedia familiar arrasa con toda la familia. Lila, abatida por la tristeza y sin saber qué hacer, recibe una propuesta por parte de sus padres: irse a vivir con sus amigos a Winchester, Inglaterra a una mansión en medio de la campiña inglesa, todo pagado.

Lo que suena para mí como uno de mis sueños más salvajes resulta que a Lila no le agrada, y de hecho piensa que le están arruinando la vida. Su perspectiva cambia entonces cuando conoce a Orion Maxwell. Un dulce muchacho que intenta darle a Lila su espacio para que agarre sus piezas y se reconstruya: escuchándola, animándola y conectando por su pasión por la cocina. Por supuesto la química entre ellos nos va llevando hacia una historia de amor que sabemos a dónde va.  

Pese a lo apresurado del romance, si creo que es justo y adorable la historia de amor que Lila y Orion poseen. Me gusta como se dan el tiempo de ser amigos para luego dar un paso más allá en su relación. Me gusta como llevan el concepto de amistad y curar el corazón roto. Hay mucho que logré valorar de esta novela. 

Ahora, es hora de volver a lo que nos atañe: Desconozco si la autora posee una familia latina o amigas o algo, pero hay cosas que simplemente son medio desesperantes. Uno de esas cosas es el uso hasta el hartazgo del spanglish o el hecho de que me pasen repitiendo que Lila es un niña cubana que vive en Miami.

Además está el hecho de que usa muchas palabras en español que no vienen al caso y lo digo porque, también, me leí la versión en inglés.

Les dejo este ejemplo y cito: “smiling over her simple breakfast of café con leche and pan tostado». 

Jlo Mi GIF - Jlo Mi Gente - Discover & Share GIFs

Este tipo de escritura, no voy a mentir, me dio algo de vergüenza. Entiendo a lo que quiere llegar y lo que quiere hacer, pero se siente falso y forzado. Es más bien la imagen prefabricada que los estadounidenses conciben como latinoamericanos en vez de lo que somos en realidad. Esto es contraproducente considerando que estamos en una era donde Hollywood (porque va a haber una película de este libro) está muy interesado en definir lo que significa «ser latino».

Por ende, el uso del spanglish en la versión en inglés en este libro es como el meme de Jennifer Lopez diciendo «mi gente latino”. Y eso es una pena, porque este libro e historia tienen un gran potencial: los personajes secundarios como la hermana de Orión son carismáticos y lo comprobé porque este libro tiene una segunda parte protagonizado por ella. 

Sé que va a llegar en un formato cinematográfico gracias a Netflix, así que estoy ansiosa de ver qué pasa. 

Recetas cubanas para sanar un corazón roto de Laura Taylor Namey está en las mejores librerías del país gracias a Editorial Planeta Chile. 

También puede gustarte...