Reseñas

Las Inseparables de Simone de Beauvoir

Conozco a Simone de Beauvoir por El Segundo Sexo, texto que indica que lo que conocemos por género es sólo un producto cultural que la sociedad patriarcal impuso sobre el cuerpo sexuado en femenino, es decir, sobre las mujeres. De esa obra es donde proviene la famosa frase que resume su postulado: «No se nace mujerllega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización en conjunto es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino».

Bajo esto y muchas cosas más, Simone de Beauvoir es leída, revisada y conversada en diferentes círculos de mujeres organizadas; teóricas, artistas y literatas. Sobre todo estas últimas, pues De Beauvoir además de filósofa existencialista y feminista, también fue escritora. 

Después de El Segundo Sexo, mi interés por leer a Simone de Beauvoir en su faceta literaria creció más. Esa oportunidad llegó gracias a Penguin Random House quien trae una novela inédita de esta autora llamada Las Inseparables. En este libro, nos presenta la historia de dos mujeres; Andreé como protagonista y Sylvie, la mejor amiga que la quiere de forma desinteresada, quien narra la historia. En la vida real, Sylvie es Simone de Beauvoir, quien usó su talento en la escritura para recordar a una de las mujeres que quiso; Elizabeth Zaza Lacoin.

Elizabeth ‘Zaza’ Lacoin y Simone de Beauvoir.

Zaza Lacoin y Simone de Beauvoir fueron amigas desde niñas hasta que Zaza murió a los 29 años. Tras ese suceso, Simone de Beauvoir trató de inmortalizar, o de revivir el recuerdo de la mujer que amó en varias de sus obras. En Las Inseparables, de Beauvoir creó un personaje ficticio, llamada Andreé, el cuál está basado en Zaza y la convirtió en su protagonista que era adorada por una fiel amiga.

En la novela, Sylvie y Andreé son compañeras de la escuela y se hacen amigas. Sylvie adora a Andreé, se preocupa y está atenta a ella, pero no recibe el mismo afecto, cariño y dedicación por parte de Andreé. Esto podría frustrar a Sylvie, aunque no lo hace. Lo que le importa a Sylvie es hacer feliz a su amiga, ser su confidente y estar dispuesta a hacerle la vida más amena aun si esto significa intervenir en sus dramas familiares u hablar con el hombre que Andreé ama para que este decida proponerle una relación.

Las cosas en la trama no resultan del todo como Sylvie lo ha planeado y Andreé tiene un final similar al que Zaza Lacoin tuvo en la vida real; el cual termina en la muerte. Tuve la impresión de que el relato terminaría de otra forma, pero la muerte no es algo de que se pueda escapar aún en la literatura. Tal como expresó Sylvie Le Bon de Beauvoir, profesora de filosofía e hija de la escritora, en el epílogo, Las Inseparables, acaso, «¿No cumple esa misión casi sagrada que les encomendaba ella a las palabras: luchar contra el tiempo, luchar contra el olvido, luchar contra la muerte «hacerle justicia a esa presencia absoluta del instante, a esa eternidad del instante que ya es para siempre»?»

Al fin de cuentas, Las Inseparables muestra como puedes dedicarle una obra a una persona querida e inmortalizarla al crearla como un personaje.

Las Inseparables es una novela corta en la cual la escritora Simone de Beauvoir decidió decirle al mundo que alguien como Zaza vivió y que por esa razón fue importante para ella. Así como también quería ganarle a la muerte al mantener a su amiga en una memoria de pluma y papel.

 

 

Vania Ramos

Periodista y directora de @leemujeres. Me gusta hablar sobre libros de fantasía, ciencia ficción, terror, etc.

También puede gustarte...