Entrevistas

Lara Maqueira, la joven autora que fundó la Red de Escritoras Argentinas

De tan sólo dieciséis años, Lara Maqueira es una joven que nació en el conurbano bonaerse y actualmente vive con su madre en Buenos Aires, Argentina. Lara aún cursa sus estudios secundarios, y mientras estudia también escribe un libro de poesía, realiza un podcast llamado Sintaxis Poética y lee las cartas de tarot. Sin embargo, hace dos años, publicó su primer trabajo literario: Stopzkux, los columpios se mueven solos (2018), una novela de misterio y suspenso.

Sin embargo, Lara Maqueira no sólo se dedica a sus creaciones literarias, sus estudios y el tarot. Ella, desde el feminismo, fundó la Red de Escritoras Argentinas (REA) que permite visibilizar a sus pares autoras en todo el país. Sobre esto, y otros temas, la joven escritora conversó con Lee Mujeres.

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Y cómo descubriste que la escritura era algo que te gustaba?

Escribo desde muy chica. Desde los ocho años. Aprendí temprano a leer y mi abuela siempre se encargó de darme libros e incentivar mi pasión por escribir también. Lo primero que escribí para compartir con alguien fue una carta para ella. Después de su muerte, cuando yo tenía unos ocho o nueve años casi, comencé a escribir de manera más seria: cuentos, novelas cortas, poesía, etcétera, y a los trece años publiqué mi primer libro.

Siempre quise ser escritora, siempre sentí que era para mí, que quería dedicarme a eso todo el tiempo que pudiera.

¿Tienes algunas referentes femeninas dentro de la literatura?

Mi primer referente para empezar en este camino fue mi abuela. Después, como cualquier persona que escribe, me construí leyendo, con los autores que leí. Siempre me gustó leer más escritoras mujeres. Cuando era chica leía a Ana María Shua. A medida que fui creciendo descubrí más autoras como Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni y Julia Prilutzki Farny. La última es la que más suelo leer. También, mis amigas que escriben son mis referentes y mi inspiración para seguir haciendo esto.

Cuéntanos sobre tu novela Stopzkuz, los columpios se mueven solos, ¿de qué trata? ¿cómo nació la idea de esta historia y qué te motivó a contarla?

Stopzkux nació como una forma de contar cómo la muerte atravesó mi vida. Con la muerte de mis abuelos, todo empezó a ser más difícil. La muerte de mi última abuela marcó el comienzo de mi camino en la escritura.

La novela tiene dos partes, una histórica y una futurista. En la primera, se presenta a Charles Hudson, que comparte características con mi abuelo materno y a Natasha Hashtings, quien comparte características con mi abuela materna. Ambos deciden emprender una investigación acerca de Stopzkux, un parque de diversiones abandonado en Vanderburg, Polonia, clausurado un día antes de su inauguración.

En la segunda, situada en el futuro y en el año 2446, se presenta nuevamente a dos personajes: Ícaro Petrowski y Masal Pawlak, quienes reciben el legado de los dos personajes anteriores y continúan con la investigación acerca de Stopzkux. En el medio de estas dos historias pasan las dos guerras mundiales, persecución, violencia de género, un femicidio, la impunidad, las letras como una forma de vivir eternamente y la muerte (presente en todo momento).

Lara publicó su novela Stopzkuz, los columpios se mueven solos con una editorial independiente y terciarizada. «Eso implica que yo me encargué de la venta del libro en su mayoría, aunque la editorial también comercializaba», revela y agrega que buscó la editorial por su cuenta y que pagó el costo de la edición con ayuda económica de sus padres. «Fui reimprimiendo los libros a medida que los iba vendiendo y necesitaba más», comenta Lara Maqueira.

Por otro lado, hablemos de la Red de Escritoras Argentinas (REA) ¿cómo nació y en qué consiste?

El proyecto nació hace más o menos ocho o nueves meses, a partir de la idea de crear lazos entre mujeres que escriben dentro de Argentina, también de crear un espacio seguro y libre de acoso y violencia donde podamos expresarnos no solo de manera literaria sino también de manera política. La REA está pronunciada en contra de la violencia que sufrimos las mujeres escritoras en espacios artísticos y también a favor de la legalización del aborto. Sabemos que son posturas polémicas, pero necesarias. La mayoría milita el feminismo como una forma de vida. Además, nos contenemos y apoyamos entre nosotras, tanto escribiendo como emocionalmente. Cualquier mujer que escriba y sea de Argentina puede sumarse a ser parte. (Las autoras se pueden contactar con la red al escribir al correo redescritorasarg@gmail.com). 

En un principio, empecé el proyecto como algo personal, luego lo fui ampliando más, busqué compañeras que me ayudaran y me apoyaran y aunque durante todo este tiempo se ha levantado polémica por las posturas que hemos tomado en distintos temas y la cantidad de acciones que hemos repudiado en el ámbito del arte, la he conseguido y de manera muy satisfactoria. Estoy muy contenta con la red que hemos formado, tanto en ámbitos de la escritura como en ámbitos políticos también. Incluso la red está pronunciada en contra de la trata de personas y abolicionista de la prostitución, en fin, en contra de cualquier tipo de violencia hacia las mujeres.

¿Cómo es la producción y visibilización de las mujeres en el mundo literario argentino?

Tengo claro que hemos avanzado mucho. Pero también sé que falta mucho, muchísimo. Aún hay editoriales que no aceptan publicar nuestros libros solo porque somos mujeres y creen que no venden nuestras producciones. Aún hay hombres dentro del ámbito del arte que nos hacen sentir inseguras y luchamos contra eso. La red ha sacado un comunicado al respecto.

Hay mujeres escritoras muy talentosas. En la red apuntamos a explotar su talento y ampliar su conocimiento. Nos hace muy feliz poder contribuir con eso. Trabajamos mucho para los talleres que damos, enfocándonos en el autoconocimiento a través de la literatura.

Según tú, ¿por qué es importante darle espacio a las autoras argentinas para que muestren sus obras literarias, sean estas publicadas y autopublicadas?

Creo que es importante visibilizar el arte de las mujeres en general. Durante tantos años hemos sido musas, o incluso menos que eso, por lo que pienso que la historia está en deuda con nosotras. Nos hemos ganado nuestro lugar en el ámbito artístico, aún falta mucho pero vamos a seguir luchando por él.

Tuvimos, durante muchos años, que estar en el clóset de la escritura solamente por ser mujeres. Hoy en día eso se acabó. Y todas lo tenemos claro. Donde no nos den el espacio que merecemos, vamos a ganarlo. Estoy muy contenta con eso.

Vania Ramos

Periodista y directora de @leemujeres. Me gusta hablar sobre libros de fantasía, ciencia ficción, terror, etc.

También puede gustarte...