Reseñas

Heiða, una pastora en el fin del mundo de Steinnun Sigurðardóttir

Por Vania Ramos

Steinunn Sigurðardóttir es una de las escritoras y poetas más destacadas de Islandia, ganadora del Premio Nacional de la Literatura Islandesa en 1995, pero que después de un buen tiempo decide dejar su amor por la narrativa para escribir otro tipo de género literario. Sigurðardóttir en esta ocasión en la autora de Heiða, una pastora en el fin del mundoun libro de no ficción donde nos presenta a Heiða Guðný Ásgeirsdóttir, una joven que dejó su carrera como modelo en Nueva York para hacerse cargo de la granja familiar cuando su padre murió.

Inspirada en el método de entrevista y redacción de la escritora bielorrusa Svetlana Alexiévich, Steinnun Sigurðardóttir va a la granja de Heiða, en Skaftártunga, en el suroeste de Islandia, para entrevistar en varias ocasiones y deja que la grabadora haga lo suyo hasta que decide transcribir la historia de esta granjera tal cual como la registró; en primera persona y usando sus palabras.

Dividida en cuatro estaciones, Heiða cuenta la historia de esta mujer rubia, de ojos azules, figura esbelta y de unos 1,81 metros de altura que fue nombrada por sus hermanas mayores en honor al personaje de Heidi, protagonista del libro infantil escrito por la autora suiza Johanna Spyri, y que desde su niñez Heiða ya conducía tractores y pastoreaba las ovejas de la granja familiar.

Heiða nos cuenta su propia vida: su niñez, las historias de su madre y su padre, sus hermanas, la pérdida de una de éstas, el cáncer que afectó a su padre y las vivencias de ella en esa granja, mezclada entre recuerdos y momentos actuales. En el libro, también se intercalan con fotografías de Heiða, ella con las ovejas, y su perro Fíffill, además de algunos poemas que ha escrito a lo largo de su existencia.

Isalnd-69 » Boleromagazin
Heiða Guðný Ásgeirsdóttir

Sin embargo, la historia más importante y lo que captó la atención de Steinnun Sigurðardóttir fue saber que Heiða estaba detrás de las protestas contra la central hidroeléctrica de Búland. Dicha central, se construiría a menos de cuatro kilómetros en línea recta desde la puerta del lavadero de su granja. El proyecto le dejaría un embalse de 10 km2, afectando el agua, la tierra de su granja y otros territorios de otros granjeros y granjeras. Heiða relata que ella simplemente no podía permitir que eso sucediera, sobretodo siendo consciente del terrible impacto que tendría la central hidroeléctrica en el medio ambiente.

Es en ese momento en que la autora nos presenta a Heiða como quien realmente es: una activista ecologista. Heiða luchó de diferentes formas para proteger la tierra y el agua no por que fuese su territorio o la granja en la que vive haya sido un territorio de su familia. Heiða protege el medio ambiente porque desea conservarlas. «Es pura miopía tomar una tierra y destruirla. No tenemos ningún derecho a hacerlo… La vida continuará después de nosotros», explica ella. Mientras que Steinnun Sigurðardóttir, recoge nuevamente las palabras de Heiða para resumir perfectamente toda su motivación e historia.

Los seres humanos somos mortales. Yo me iré y llegará gente nueva, llegarán ovejas nuevas, aves nuevas, y así sucesivamente. Pero la tierra, con sus ríos y sus lagos, sus plantas y sus desiertos, ha de seguir viviendo. 

Vania Ramos

Periodista y directora de @leemujeres. Me gusta hablar sobre libros de fantasía, ciencia ficción, terror, etc.

También puede gustarte...