Reseñas

Dioses eléctricos de Katee Robert

El año pasado vi un libro con unos lindos tonos de azul con morado que decía simplemente: Dioses de neón. Comencé a leerlo e investigar sobre su autora Katee Robert que tiene una carrera bastante prolífica en cuanto a retelling de historias de los mitos griegos y romances apasionados bien ardientes. Tengo demasiada curiosidad por leer todo lo que tenga esta autora pero, por ahora, sigamos con la saga de Dark Olympus…

En Dioses de neón conocimos a Perséfone Dimitrou, hija de Démeter que es una de Los Trece. Esta asociación son los altos mandos de la ciudad y ahora que su madre había asumido como la nueva Démeter, sus hijas: Calisto, Eurídice, Psique y la antes mencionada Perséfone. Ante la posibilidad de ser entregada como una potencial nueva esposa para Zeus y ser la nueva Hera, ella escapa hacia el otro lado del río Estigio y descubre a Hades, a quien todos creían que era un mito. El romance entre ellos surge y han pasado unos meses desde esos acontecimientos y la jerarquía de poder ha cambiado en este nuevo Olimpo. 

¿De qué trata Dioses eléctricos?

Hay un nuevo Zeus y la familia de Démeter ha crecido en influencia gracias al matrimonio de Perséfone con Hades, pero esto no parece ser suficiente para los planes de Démeter. Aprovechando que este nuevo Zeus está soltero su plan es que una de sus hijas restantes, en especial Psique, ascienda como la nueva Hera. Esto es porque Psique es altamente apasionada así como también lo es de inteligente, analítica y que tiene bien claro lo que su madre desea. Aunque… a ella no le gusta la idea de estar con este nuevo Zeus. 

La que tampoco está de acuerdo con esto es Afrodita. Ella desea tener un mayor grado de influencia en los Trece y al ver que Psique puede ser la escogida le ordena a Eros, su hijo una misión: traerle el corazón de Psique en una bandeja

Eros y Psique por AizelKonArt

Eros tiene una reputación de ser el secuaz de su madre. Si ella decide algo, él se encarga de ejecutarla. Su vida no tiene grandes expectativas sino cumplir lo que le digan. Pero todo va a cambiar cuando conozca a Psique quien lo ve como una persona y no como un monstruo (una imagen que Eros tiene de sí mismo). Por lo tanto, cuando su madre le encarga la misión él se resiste porque no desea hacerle daño a Psique y siente algo cercano a la compasión. Así que le propone algo que espera beneficie a ambas partes: casarse. Por supuesto, esto es un matrimonio de conveniencia, esto no tendría por qué involucrar cosas como… no sé…. el amor, ¿verdad? 

Mitos griegos para adultas

Por supuesto hay otras cosas como mucho complot político para alcanzar influencias en los Trece y si bien en esta ocasión conecté mucho mejor con los protagonistas. Me agrada Psique siendo tan analítica respecto a lo que pasa a su alrededor y escoger lo mejor ya sea para ella como para sus hermanas. De hecho, aquí hay más participación de sus hermanas en la trama lo cual agradezco. Me agrada Eros y el hecho de que está en una constante lucha entre quién le han dicho que es y entre quién él desea ser y como va encontrando la felicidad al conocer el amor y atreverse a soñar con tener más de lo que él creía merecer. 

Sin embargo, al igual que en el libro anterior, me pasó que, si bien, hay muchos episodios de escenas sexuales (bien escritas) se deja de lado la trama principal y la aborda hasta recién el final. Son detallitos que me hicieron ruido, pero me siguen dejando con ganas de seguir leyendo esta saga. Lo van a pasar muy bien, de eso no tengan duda. 

Dioses eléctricos, el segundo episodio de la saga Dark Olympus, de Katee Robert está en las mejores librerías del país gracias a Editorial Planeta de libros Chile.

También puede gustarte...