Reseñas

Chicago Boys de Carola Fuentes, los economistas que dieron origen al Chile neoliberal

Hay una serie de libros de investigación periodística que ayudan a comprender el Chile de mediados del siglo XX y siglo XXI como Los asesinados del seguro obrero de Carlos Droguett, La Conjura: Los mil y un días del golpe de Mónica González, Los magnates de la prensa y El poder de la UDI de María Olivia Monckeberg, entre otros más de la misma autora, La danza de los cuervos de Javier Rebolledo, Los zarpazos del puma de Patricia Verdugo, Doña Lucía de Alejandra Matus, entre otros. Matanzas, abuso de poder, el origen de la dictadura y un sistema económico neoliberal que hasta en la actualidad nos causa estragos. A estas temáticas se une Chicago Boys (2021) de la periodista Carola Fuentes, publicado y presentado por Penguin Random House.

Chicago Boys es el apodo que hace referencia a un grupo de economistas chilenos que viajaron a Estados Unidos para estudiar en el el Departamento de Economía de la Universidad de Chicago bajo las enseñanzas de Milton Friedman y Arnold Harberger. A su regreso a Chile se unieron a los movimientos de la nueva derecha que surgió como opositora a la Democracia Cristiana y a la Unidad Popular, para luego presentar con un texto denominado El ladrillo, una nueva alternativa económica, que buscaba terminar con la economía cerrada, favoreciendo la inversión de privados y potenciando la comercialización hacia el exterior. Carola Fuentes nos cuenta esta historia en su libro que fue inspirado tras el documental homónimo que ella co-dirigió y estrenó en 2015.

En el libro de Carola Fuentes, comenzamos con un recuento breve del estallido social: lo cual significa la justificación de publicar esta investigación periodística escrita. En 1955 cuatro profesores de Chicago llegaron al país para ofrecer una beca que la tomaron estudiantes de la Pontificia Universidad Católica; entre ellos Ernesto Fontaine, Sergio de Castro, Rolf Lüders —a quien entrevisté durante mis primeros años como estudiante de la escuela de Periodismo de la Universidad de Chile—, y Carlos Massad, quien fue presidente del Banco Central y estuvo involucrado en el fraude del Banco de Talca con el actual mandatario chileno Sebastián Piñera Echeñique. Luego se unirían otros personajes como Álvaro Donoso, Sebastián Edwards, Alberto Valdés, Pedro Jeftanovic, Miguel Kast, Ministro del Trabajo de la dictadura militar, padre del senador Felipe Kast y hermano de José Antonio Kast; Joaquín Lavín, ex alcalde de la comuna de La Florida y ex candidato presidencial, y Cristián Larroulet, uno de los fundadores del Instituto Libertad y Desarrollo, y actual asesor de la presidencia de Piñera.

Gentileza: Penguin Random House.

Todos los estudiantes de economía de Chicago aprendieron la doctrina de Milton Friedman, recibieron el nombre de Chicago Boys y al regresar a Chile buscaron implementar sus ideas aprendidas. Apoyaron la campaña a la presidencia de Jorge Alessandri, tuvieron espacios en los centros de pensamiento CESEP y OPLA que crearon junto al dueño del diario El Mercurio, Agustín Edwards. Al mismo tiempo, Edwards les dio oportunidades de publicar sus columnas dentro de su periódico. De esta forma, tres factores se unieron en función de derrotar el gobierno de la Unidad Popular: Los Chicago Boys, las ideas de los integrantes del movimiento Gremial fundado por Jaime Guzmán y el poder de los Edwards. Una vez que se ejecutó el golpe de estado de septiembre de 1973, una nueva generación de Chicago Boys surgió como Lavín y Larroulet.

El libro también cuenta el surgimiento de sistemas laborales como el Programa de Empleo Mínimo (PEM) y Programa de Ocupación para Jefes de Hogar (POJH), la instalación de El ladrillo y la constitución de Guzmán. Agrega también las quiebras que ocurrieron a posteriori, el escándalo en el banco de Talca, el plebiscito del 88′, la relación que tuvieron los Chicago Boys con los gobiernos democráticos post dictadura y cómo el modelo implantado por ellos comenzó a ser cuestionado durante las movilizaciones estudiantiles del año 2006, 2011 y la revuelta social de octubre de 2019.

Tanto en el documental como en el libro, los protagonistas no comprenden el descontento social tanto de las protestas estudiantiles, contra las AFP, el sistema de salud y el estallido social. Es sorprendente ver cómo aún no entienden las razones de las movilizaciones. Más que no entender, no les importa.

Chicago Boys es un libro interesante y necesario. Hay que leerlo, antes o después de ver el documental. Es importante tener conocimiento de esta parte de la historia porque de esta manera entenderemos el Chile en el que estamos viviendo, ese Chile que, también, queremos cambiar.

https://www.youtube.com/watch?v=2l7SMpFPxv8

Vania Ramos

Periodista y directora de @leemujeres. Me gusta hablar sobre libros de fantasía, ciencia ficción, terror, etc.

También puede gustarte...